Páginas vistas en total

martes, mayo 26

especulan. no es que Suecia quisiera atacar a Rusia, es Suecia que tiene un plan para defenderse en caso de una agresión aérea de Rusia. con todo la noticia alcanza al mundo entero. veamos:

“Defensa siempre tiene un plan de acción y medidas establecidas en caso de darse una provocación rusa en el aire. Todo depende de la situación. Ahora se están llevando a cabo maniobras y concluimos que nuestra defensa está lista. Tenemos un plan de acción contra una posible agresión de Rusia“, ha declarado el primer ministro sueco, Stefan Lofven, citado por Radio Sweden P6.

Las declaraciones se realizan en medio de los ejercicios militares Arctic Challenge Exercise 2015, un simulacro más de miembros de la OTAN y aliados en medio de las tensiones entre Occidente y Rusia, que abarca las zonas septentrionales de Suecia, Finlandia y Noruega y durará hasta el 5 de junio. Además de dichos países, los ejercicios contarán con aviones de EE.UU., el Reino Unido, los Países Bajos, Suiza, Alemania y Francia, con lo que el total de fuerzas participantes alcanzará los 115 aviones y 3.600 militares.
Cabe destacar que no es el primer caso de declaraciones desde el Gobierno de Suecia que carecen de fundamento. Recientemente, el Ministerio de Exteriores afirmó que la caza del enigmático ‘submarino ruso’ en aguas suecas el año pasado estaba destinada a fomentar la histeria antirrusa. Estas declaraciones se produjeron tras un comentario realizado por un alto cargo militar sueco.

martes, mayo 19

como ya es sabido, la verdad se impone. el aumento del consumo de cocaína en Santa Cruz, ya no se puede disimular es la primera ciudad de Bolivia entre jóvenes y mujeres. Trinidad ocupa segundo lugar, aun cuando allí es la marihuana la preferida.


Santa Cruz y Beni son las ciudades con mayor índice de consumo de cocaína y marihuana en el país, informó la jefa de Gestión de la Secretaria del Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid), Tatiana Dalence. 

"Tenemos en Santa Cruz la prevalencia del consumo de cocaína más elevada del país y tenemos la otra ciudad que nos preocupa, Trinidad (por la marihuana)", dijo Dalence, en la presentación de una nueva campaña nacional de sensibilización contra el uso de estupefacientes.

La identificación de las regiones del país con mayor uso de drogas ilícitas se efectuó, agregó la autoridad, con un estudio realizado entre octubre de 2013 y junio de 2014 con una muestra efectiva de 9.072 personas, de entre 12 y 65 años de edad, en las nueve capitales de departamento, más El Alto.

La experta explicó que el diagnóstico realizado hasta el pasado año reveló que la ciudad de Santa Cruz tiene el mayor consumo de cocaína nacional, puesto que se determinó que el 0,3% de sus habitantes, es decir 1 de cada 100, usó esa droga al menos una vez.

En el caso de la ciudad de Trinidad, Dalence mencionó que el estudio determinó en esa región, capital del departamento amazónico de Beni, que la prevalece del empleo de la marihuana se presentó en el 1,6% de su población, 2 de cada 100, en el último año.

Un fenómeno particular se presentó en la capital trinitaria, comentó, puesto que se evidenció que las mujeres tienen un consumo de ese alucinógeno igual o incluso mayor con relación a lo que sucede con los hombres.

"En todas las sustancias más o menos tenemos (en el país) la relación de por cada cuatro varones una mujer que consume marihuana, pero en Trinidad, por ejemplo, dependiendo del rango de edad, es de uno a uno o de dos a uno y, por lo tanto, es más elevada", aseveró.

La representante del Conaltid mencionó también que las ciudades deOruro, Sucre, La Paz y El Alto tienen prevalencias inferiores, pero preocupantes en el caso del uso de cocaína y marihuana, especialmente entre jóvenes de entre 18 a 23 años.

sábado, mayo 16

El Deber refiere tema sensible en SC especialmente, el proxenetismo o el alcahuaterío que lleva a la perdición a jóvenes mujeres, presa fácil de "especialistas que las reclutan en todos los ambientes" les atraen con dinero, viajes, joyas, bienestar que pronto será un sueño. El Deber no alude a los cientos de "concursos de belleza" donde se exhibe el cuerpo como atracción comercial y prostituyente.

Niñas y adolescentes están en peligro por los proxenetas, que lucran con el comercio sexual de menores. El fenómeno está cada vez más extendido y, como bien señalan las últimas informaciones, toca incluso a sectores de alto poder económico que utilizan estos servicios ilícitos por altas sumas de dinero. Un reportaje a fondo realizado por el suplemento Séptimo Día reveló esta lacerante realidad. 

La Unidad de Víctimas Especiales recibe unas 10 denuncias de proxenetismo al mes y se calcula que más de 1.000 menores de edad trabajan en la prostitución para beneficio de organizaciones delictivas bien establecidas en lugares estratégicos de la ciudad de Santa Cruz. La misma Policía ha revelado que, en 2014, se registraron 103 delitos vinculados a la explotación sexual de menores. Este año, hasta marzo, ya hay 15 denuncias.

Lo más grave del caso es que los comerciantes de sexo trabajan a plena luz del día y con total impunidad dado que ni las autoridades policiales ni las municipales realizan suficientes esfuerzos para detener este fenómeno. La proliferación de rocolas y karaokes en diversos puntos de la ciudad como el cuarto y quinto anillo, las avenidas Cañoto, Argentina y Santos Dumont son tierra de nadie para estos comerciantes que atropellan los derechos de los menores. Estos hechos no son novedad y han sido denunciados en innumerables oportunidades por las organizaciones de vecinos que observan cómo actúan estas organizaciones mientras la Policía no hace prácticamente nada.

Los varones que utilizan esos servicios también son responsables de este fenómeno. Según el reportaje, los hombres pagan entre $us 200 y 300 por mujeres hasta los 17 años y, por lo general, la víctima recibe una parte ínfima de esa suma. Un estudio de la fundación SEPA encontró en 2012 que había 1.150 menores de edad sometidos a violencia sexual comercial en Santa Cruz; el doble que en Cochabamba, tres veces más que en La Paz y cinco veces más que en El Alto. Esto demuestra que en Bolivia funcionan redes de trata de adolescentes y que se las ingenian para trasladar a las menores de una ciudad a otra.

Este destructivo fenómeno merece la máxima atención de las autoridades nacionales, departamentales y locales a fin de romper con el negocio del sexo en cuya cadena están empresarios, dueños de licorerías y rocolas, y se asientan en redes de corrupción en organismos del Estado

martes, mayo 5

nos habla con acierto de "las rutas políticas del narcotráfico" pueblos gobernados por el MAS ingreso de precursores para fabricar cocaína y de las rutas de salida a Brasil, igualmene bajo aparente protección estatal...muy grave para la imagen de Bolivia.

pone el dedo en la llaga, nos está mostrando la ruta de la cocaína, pasa por poblaciones altiplánicas que protegen a los narcos según Carlos Valverde que llama con acierto "las rutas políticas del narcotráfico". lo grave es que se trata de puestos controlados por el MAS, partido de Evo Morales.

Hace mucho tiempo mantengo la tesis de que en este país hay ‘rutas políticas del narcotráfico’; baso mi argumento en la constatación que se puede hacer de la facilidad de acceso de precursores imprescindibles para la fabricación de cocaína desde Perú y Chile al país; desde donde se internan muy fácilmente hasta Chapare pasando por todos los municipios controlados políticamente por el MAS. Paradójicamente, cada vez hay menos operativos que detengan el ingreso de precursores. Lo evidente es que cada vez que se encuentra un campamento o ‘laboratorio’ de cristalización de cocaína se constata que la proveniencia de los mismos está en Chile o Perú.
Hay una serie de más hechos evidentes: en Chapare se descubren cada vez menos laboratorios; se dice que están prohibidos y que el cumplimiento de la prohibición es controlado por la policía sindical. Hasta ahí no llega la Policía Nacional, como se constata de la lectura de reportes de prensa, referida a la violencia que se ejerce contra ellos; sin embargo, en las provincias cruceñas (otro departamento), a escasos kilómetros del espacio político más influyente del país, es decir de Chapare, se encuentran cientos de pozas de maceración y laboratorios diseminados desde el centro del país hasta la frontera con Brasil, donde generalmente va la droga producida en el país.
Pero, los caminos van y vienen y, así como hay una ruta de ingreso de precursores desde Chile, pasando por Oruro y Cochabamba, hasta llegar a Santa Cruz, hay otra ruta de salida de la droga terminada; explica el director de la Felcn en Oruro, Lisandro Patiño, en medios paceños (Radio Fides y Diario Página Siete). Patiño aseguró: “Las comunidades vinculadas al narcotráfico se ubican por lo general en la región fronteriza con Chile, a donde va la droga en un trayecto interno ya conocido por la Policía: Santa Cruz-Cochabamba-Oruro; de ahí a puertos chilenos rumbo a Europa o Asia”.
Las poblaciones de ‘la ruta’, donde el masismo aseguró su poder político, son Pisiga, Copacabanita, Ancaravi, Tambo Quemado, Llica, Turco, Paripampa, Berengela, Amachujo y Condorpuchio; la más peligrosa: la población de Qaqachaka, provincia Abaroa, en el sur del departamento de Oruro. El tema se complica y la impunidad también: “Narcos colombianos los impulsaron con tecnología de punta en su nuevo negocio: fábricas móviles de cocaína. Pero se sabe que peruanos y brasileños también los apoyan”, y podemos seguir… pero, un botón basta de muestra… los demás, a la camisa, decía Sandro, ‘El Gitano’.