Páginas vistas en total

sábado, marzo 14

finalmente el Giscal General de Suecia enviará agentes a Londres para interrogar a Julian Assange el espía que extrajo valiosa información secreta de los EEUU y la difundió en un sitio llama Wikileadks y refugiado en la Embajada de Ecuador de Londres. crónica del ABC de Madrid.



La Fiscalía sueca ha dado un paso que podría facilitar el fin del encierro de Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, donde permanece refugiado desde el 19 de junio de 2012. La fiscal se ha ofrecido para interrogar al fundador de Wikileaks, de 43 años, en la legación diplomática ecuatoriana y tomarle también allí muestras de ADN.



Assange está acusado de violación y abusos sexuales a dos mujeres durante una visita a Suecia en agosto de 2010. El activista lo niega todo y rechaza comparecer ante la Justicia en el país escandinavo, porque teme que desde allí podría ser extraditado a Estados Unidos, donde le aguardaría una pena severa por sus filtraciones sobre secretos castrenses del país. Según la versión un tanto melodramática de sus abogados podría merecer incluso la pena de muerte.

La acusación que pende sobre él en Suecia podría expirar en agostoLa Justicia sueca siempre ha defendido que Assange debería presentarse en Suecia y responder allí a las acusaciones. Pero ha cambiado de criterio, apremiada por el hecho de que la acusación que pende sobre él podría expirar el próximo mes de agosto, debido a los plazos procesales suecos. Antes que perder el caso, la fiscal que lleva el caso a transigido y acepta ahora interrogarlo en la embajada. El paso ha sido bien acogido por los abogados del periodista y filtrador de documentos: «Es algo que veníamos pidiendo desde hace cuatro años».

La verdad es que la situación de Assange comienza a resultarinsostenible, un engorro para todas las partes implicadas. Ecuador ya ha lanzado algún aviso de que no puede permanecer perpetuamente en su pequeña embajada, que está justo detrás de los famosos grandes almacenes Harrods. Inglaterra se queja del dinero que le cuesta custodiar el edificio para que no se fugue, haciendo quedar en ridículo a la seguridad del país. Y el propio Assange sufre un calvario, que comienza a acarrearle problemas de salud. En más de dos años solo ha visto la luz 20 minutos, cuando en agosto del 2012 se asomó al balcón para dirigirse a sus seguidores.

Assange, que fundó Wikileaks en 2006, se resigna a su reclusión porque teme ser deportado a Estados Unidos, donde le aguardaría un juicio por sus filtraciones sobre las actividades militares norteamericanas enAfganistán e Irak. El presidente Rafael Correa ya ha insinuado que algún día tendrá que irse. El dispositivo de seguridad para que no huya se ha llevado ya 13,4 millones.
Vive en el sótano

Knightsbridge, donde está la embajada, es uno de los barrios más caros de Londres. El edificio es bonito, pero las oficinas diplomáticas ecuatorianas son exiguas, no ocupan todos los pisos y carecen de jardín. Assange vive en el sótano, que se ha dividido con una cortina, con su oficina a un lado y su cama al otro. Su equipo asegura que el confinamiento le ha provocado dolencias pulmonares y cardíacas. Para unos es un héroe de la libertad de la información. Para otros, unpirata informático y un violador. Ajenos al debate, ocho policías custodian día y noche la embajada.

Tras tan largo encierro, el interés ha ido menguando. Docenas de turistas entran y salen de Harrods, pero mirando hacia los ventanales donde a veces asoma el recluso solo se ve alguna cámara de prensa eventual y a tres o cuatro incombustibles simpatizantes de su causa, algunos de los cuales aseguran que acuden allí cada día desde que hace dos años.

Sir Bernard Hogan-Howe, el jefe de la Policía Metropolitana, ha anunciado que va a estudiar cambios en el dispositivo de seguridad, porque «está chupando nuestros recursos». De junio de 2012 a octubre de 2014, evitar que Assange se dé a la fuga costó 12,1 millones de euros (horas extras de los agentes incluidas), y a día de hoy se calcula que son ya 13,4. El pasado verano el fundador de WikiLeaks anunció en rueda de prensa que pronto se marcharía. El movimiento de la Fiscalía sueca puede hacer ahora real su promesa.

jueves, marzo 5

menos de cinco mil presos quedan en las cárceles de Suecia que ha cerrado 4 porque no hay "condenados" como resultado de una política de prevención del delito, de rehabilitación y otras causas. un éxito incomparable para los casi 10 millones de habitantes.

En los últimos dos años, la cantidad de presos en Suecia se mantiene a la baja, por lo que el Gobierno decidió clausurar cuatro prisiones y un centro de rehabilitación, según informaron los medios locales. "Hemos visto un declive extraordinario del número de delincuentes", explicó el jefe de los Servicios Penitenciarios, Nils Öberg."Ahora tenemos la oportunidad de cerrar parte de esa estructura que en este momento no necesitamos", agregó.

El número de reclusos en Suecia, que ha estado cayendo alrededor de un 1% al año desde 2004, se redujo en un 6% entre 2011 y 2012 y se espera que haga lo mismo otra vez este año y el próximo, de acuerdo con Öberg. En 2012, en total había en el país 4.852 presos en una población de 9,5 millones. En consecuencia, este año han sido cerradas las cárceles de las ciudades de Åby, Håja, Båtshagen y Kristianstad.
Si bien las autoridades dicen desconocer a qué se debe la poca cantidad de presos en el país, Öberg señala que el foco puesto en la rehabilitación de los criminales es parte de la exitosa política carcelaria en Suecia. "Creemos que los esfuerzos que hemos invertido en la rehabilitación y en la prevención del crimen han tenido un impacto, pero eso no explica por completo la baja", aclaró.
Por su parte, el profesor de Criminología de la Universidad de Estocolmo, Hanns von Hofer, indicó que la caída del número de presidiarios se puede atribuir a un reciente cambio en la política de sanciones, con probations en lugar de penas por delitos de robo menores, de acuerdo con el periódico inglés The Guardian. Entre 2004 y 2012, el 36% de los presos eran por robo; el 25%, por narcotráfico; y el 12%, por crímenes violentos.
El caso de Suecia se contrapone con el de otros países, como China, India y Rusia, donde hay 1,6 millones, 681.000 y 385.135 personas tras las rejas, respectivamente. También es opuesta a la situación de América Latina, donde el hacinamiento ha sido sinónimo de sangrientos motines. Datos del Centro Internacional de Estudios Carcelarios señalan que en Brasil hay 548.003 presos.